dilluns, 16 de maig de 2011

"Intento formular mi experiencia de la guerra" (Jaime Gil de Biedma)- Arnau Gallardo

Fueron, posiblemente,
los años más felices de mi vida,
y no es extraño, puesto que a fin de cuentas
no tenía los diez años.

Las víctimas más tristes de la guerra
los niños son, se dice.
Pero también es cierto que es una bestia el niño:
si le perdona la brutalidad
de los mayores, él sabe aprovecharla,
y vive más que nadie
en ese mundo demasiado simple,
tan parecido al suyo.

Para empezar, la guerra
fue conocer los páramos con viento,
los sembrados de gleba pegajosa
y las tardes de azul, celestes y algo pálidas,
con los montes de nieve sonrosada a lo lejos.
Mi amor por los inviernos mesetarios
es una consecuencia
de que hubiera en España casi un millón de muertos.

A salvo de los pinares
-pinares de la Mesa, del Rosal, del Jinete!-,
el miedo y el desorden de los primeros días
eran algo borroso, con esa irrealidad
de los momentos demasiado intensos.
Y Segovia parecía remota
como una gran ciudad, era ya casi el frente
-o por lo menos un lugar heroico,
un sitio con tenientes de brazo en cabestrillo
que nos emocionaba visitar: la guerra
quedaba allí al alcance de los niños
tal y como la quieren.
A la vuelta, de paso por el puente Uñés,
buscábamos la arena removida
donde estaban, sabíamos, los cinco fusilados.
Luego la lluvia los desenterró,
los llevó río abajo.

Y me acuerdo también de una excursión a Coca,
que era el pueblo de al lado,
una de esas mañanas que la luz
es aún, en el aire, relámpago de escarcha,
pero que anuncian ya la primavera.
Mi recuerdo, muy vago, es sólo una imagen,
una nítida imagen de la felicidadretratada en un cielo
hacia el que se apresura la torre de la iglesia,
entre un nimbo de pájaros.
Y los mismos discursos, los gritos, las canciones
eran como promesas de otro tiempo mejor,
nos ofrecían
un billete de vuelta al siglo diez y seis.
Qué niño no lo acepta?

Cuando por fin volvimos
a Barcelona, me quedó unos meses
la nostalgia de aquello, pero me acostumbré.
Quien me conoce ahora
dirá que mi experiencia
nada tiene que ver con mis ideas,
y es verdad. Mis ideas de la guerra cambiaron
después, mucho después
de que hubiera empezado la postguerra.


Biografía del autor

Jaime Gil de Biedma nació en 1929 i pertencía a una familía de la alta burguesia castellana, estudió derecho en Barcelona y en Salamanca.
Evita el surrealismo y busca la contemporaneidad en el lenguaje. Fué un miembro destacado de la llamada Escuela de Barcelona, pero en 1974 sufrió una crisis que le obligó a dejar la vida literaria .

Comentario del poema (ayudado por internet)

En este poema Jaime nos cuenta sus vivencias de la guerra cuando él solo era un niño de diez años.
Mucha gente piensa que cuándo se produce una guerra,las personas que salen más perjudicadas son los infantes y eso no es cierto ya que los niños al no ser consciente de lo que provoca una catástrofe cómo esta, ellos la disfrutan haciendose pasar por adultos y luchando en ella, quitandole importancia al tema.
Una vez que termina todo y aquél niño crece y se hace adulto comprende que el punto de vista que tenía él sobre la guerra cuándo era pequeño era erróneo, se da cuenta que una guerra no es para disfrutarla sinó que es una cosa muy seria de la cuál realmente las personas que acaban siendo las más afectadas són los niños por el hecho de que ellos la viven con felicidad pero es una batalla que arrasa con ellos, teniendo ellos la menor culpa de todos.

Figuras Retóricas

Hipérbaton
Hipérbole
Metáfora
Epíteto
Antítesi

dissabte, 14 de maig de 2011

En el principio – Blas de Otero

 Si he perdido la vida, el tiempo, todo 
lo que tiré, como un anillo al agua, 
si he perdido la voz en la maleza, 
me queda la palabra. 

Si he sufrido la sed, el hambre, todo 
lo que era mío y resultó ser nada, 
si he segado las sombras en silencio, 
me queda la palabra. 

Si abrí los labios para ver el rostro 
puro y terrible de mi patria, 
si abrí los labios hasta desgarrármelos, 
me queda la palabra. 

                                                                             
                                                                                   Blas de Otero (1916-1979) 
                                                                                   Bilbao - España


Análisis temático:
En este poema, el tema principal que Blas de Otero nos intenta transmitir es su lucha contra la muerte, que se acerca a él para llevárselo.
El le pide ayuda a dios y este nunca hace caso al poeta en el primer cuarteto, en canvio en el segundo habla directamente con el y le muestra lo que desea estar a su lado cuando vaya a morir, aunque no cree que dios le escuche y se siente solo. También habla sobre el carácter moral del ser humano. En el primer cuarteto expone su lucha contra la muerte y su desesperación.

Figuras retóricas:
La primera figura retórica que podemos encontrar es una anáfora (“todo”) En el cuarto verso hay una anáfora “me queda la palabra” que se repetirá en el último verso de los tres cuartetos. En el sexto verso hay una  antítesis “lo que era mío y resultó ser nada”,


Sergi Pascual Santiago


dijous, 12 de maig de 2011

José Ángel Valente

José Ángel Valente

EL POEMA

Si no creamos un objeto metálico
de dura luz,
de púas aceradas,
de crueles aristas,
donde el que va a vendernos, a entregarnos, de pronto
reconozca o presencie metódica su muerte,
cuándo podremos poseer la tierra.

Si no depositamos a mitad del vacío
un objeto incruento
capaz de percutir en la noche terrible
como un pecho sin término,
si en el centro no está invulnerable el odio,
tentacular, enorme, no visible,
cuándo podremos poseer la tierra.

Y si no está el amor petrificado
y el residuo del fuego no pudiera
hacerlo arder, correr desde sí mismo, como semen o lava,
para arrasar el mundo, para entrar como un río
de vengativa luz por las puertas vedadas,
cuándo podremos poseer la tierra.

Si no creamos un objeto duro,
resistente a la vista, odioso al tacto,
incómodo al oficio del injusto,
interpuesto entre el llanto y la palabra,
entre el brazo del ángel y el cuerpo de la víctima,
entre el hombre y su rostro,
entre el nombre del dios y su vacío,
entre el filo y la espada,
entre la muerte y su naciente sombra,
cuándo podremos poseer la tierra,
cuándo podremos poseer la tierra,
cuándo podremos poseer la tierra.


TEMA

Define su opinión de lo que es para él la poesía, y lo que tiene que conseguir los poetas para llegar a los lectores. Intenta golpear el vacío de la existencia, una arma para luchar la traición y un poema opuesto a la poesía sentimental.




ESQUEMA MÉTRICO

Cinco estrofas, 32 versos, verso sin unas sílabas concretas pero de arte mayor y de verso libre.

FIGURAS RETÓRICAS

  • Metáfora
  • Anáfora
  • Pregunta retórica
  • Comparación
  • Enumeración

José Luis Magdaleno, 1HS2

diumenge, 3 d’abril de 2011

Poesía José Hierro - Arnau Gallardo

1. Canción de cuna para dormir a un preso

1. Resume las principales ideas del poema.

La poesía explica cómo el poeta intenta que un preso de la cárcel consiga dormir, intenta que deje sus preocupaciones y sentimientos a un lado para de esta forma poder conciliar el sueño. Al final consigue que el preso se duerma.


2. Indica qué tipo de elementos se asocian con el sueño.

-LA OSCURIDAD: Es un elemento qué se asocia con el sueño ya que por la noche es cuando una persona suele dormir.

-LA LUNA: La luna es un elemento que aparece cuando oscurece.

-LA GAVIOTA: Aparece la gaviota en toda la poesía hasta que el preso se duerme.

-LAS CAMPANILLAS Y PANDERETAS: Producen u sueño que ayuda a que el protagonista consiga dormir.


3. Algunas expresiones aluden a la figura del preso. ¿Qué informaciones sobre él se puede deducir del texto? ¿Qué actitud manifiesta el poeta hacia el preso?

Podemos comprobar cómo el protagonista tiene cargos de consciencia ya que por ese motivo no se puede dormir, por este hecho podríamos decir qué es una persona que está arrepentida de lo que ha hecho aunque no lo puede remediar.

El poeta se manifiesta hacia el preso de forma agradable y amable ya que son amigos. El autor le intenta ayudar para que se duerma, le dice que no se preocupe que deje sus problemas atrás y que descanse.


4. ¿Consideras que es una poesía arraigada o desarraigada? Justifica tu respuesta.


Yo considero que es una poesía desarraigada porqué el autor se expresa en un tono muy directo y expresa su angustia en un tono trágico.

dimarts, 29 de març de 2011

Texto 2- Arnau Gallardo Galera

2.Lee el siguiente texto y responde las preguntas que tienes a continuación:

La dama del perrito (fragmento)

Corrió la voz de que por el malecón se había visto pasear a un nuevo personaje: La
dama del perrito.
Dmitrii Dmitrich Gurov, residente en Yalta hacía dos semanas y habituado ya a aquella
vida, empezaba también a interesarse por las caras nuevas. Desde el pabellón Verne, en
que solía sentarse, veía pasar a una dama joven, de mediana estatura, rubia y tocada con
una boina. Tras ella corría un blanco lulú.
Después, varias veces al día, se la encontraba en el parque y en los jardinillos públicos.
Paseaba sola, llevaba siempre la misma boina y se acompañaba del blanco lulú. Nadie
sabía quién era y todos la llamaban La dama del perrito.
Si está aquí sin marido y sin amigos, no estaría mal trabar conocimiento con ella´,
pensó Gurov.
Éste no había cumplido todavía los cuarenta años, pero tenía ya una hija de doce y dos
hijos colegiales. Se había casado muy joven, cuando aún era estudiante de segundo año,
y ahora su esposa parecía dos veces mayor que él. [...]
Así, pues, hallábase un día al atardecer comiendo en el jardín, cuando la dama de la
boina, tras acercarse con paso reposado, fue a ocupar la mesa vecina. Su expresión, su
manera de andar, su vestido, su peinado, todo revelaba que pertenecía a la buena
sociedad, que era casada, que venía a Yalta por primera vez, que estaba sola y que se
aburría.
Los chismes sucios sobre la moral de la localidad encerraban mucha mentira. Él
aborrecía aquellos chismes; sabía que, la mayoría de ellos, habían sido inventados por
personas que hubieran prevaricado gustosas de haber sabido hacerlo; pero, sin embargo,
cuando aquella dama fue a sentarse a tres pasos de él, a la mesa vecina, todos esos
chismes acudieron a su memoria: fáciles conquistas., excursiones por la montaña. Y el
pensamiento tentador de una rápida y pasajera novela junto a una mujer de nombre y
apellido desconocidos se apoderó de él. Con un ademán cariñoso llamó al lulú, y
cuando lo tuvo cerca lo amenazó con el dedo. El lulú gruñó, y Gurov volvió a
amenazarle. La dama le lanzó una ojeada, bajando la vista en el acto.
No muerde dijo enrojeciendo.
¿Puedo darle un hueso?
Ella movió la cabeza en señal de asentimiento.

La dama del perrito de Antón Chejov


2.1.¿Cómo se nos describe a los dos personajes?

Dmitrii Dmitrich Gurov es un hombre ya mayor de unos cuarenta años de edad, que se enamora de la chica, la dama del perrito, ella en cambio es una chica joven, guapa y elegante.

2.2.Analiza los elementos temporales y espaciales

EL espacio de la narración es una ciudad llamada Yalta, en un pabellón llamado Verne, que tenía unos jardinillos y un parque, donde siempre veía a la joven.
Hace alguna referencia al tiempo cuando dice que el todavía no tiene los 40 años, pero tiene 3 hijos, una chica y dos chicos, que él se había casado joven y que su mujer parecía más mayor que él. Dmitri iba varias veces al parque y veía siempre a la dama, y una tarde al anochecer, ella se sentó en la mesa vecina a él.

2.3.Define el punto de vista y justifica tu respuesta

El narrador del texto es un narrador omnisciente ya que en todo momento sabe lo que están pensando los personajes y lo que van a decir. También utiliza un punto de vista externo porque vive la historia desde fuera.

dijous, 24 de març de 2011

Ejercicios sobre textos narrativos (1)

4. Lee el siguiente fragmento:

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.
                                                            
Cien años de soledad de Gabriel García Márquez

4.1. Indica la estructura narrativa
Primero hace mención de un coronel llamado Aureliano, que tiene que recordar una tarde de mucho tiempo atrás donde su padre le llevó a la nieve a esquiar. Después, empieza a describir a una pequeña aldea llamada Macondo, donde se e describe como una aldea casi prehistórica.

4.2. ¿Cómo marca el autor el tiempo transcurrido para el personaje?
Como un tiempo muy remoto, de muchos años atrás donde el protagonista recuerda todo lo que le rodeaba, una aldea con las casas hechas de barro que recordaba a la prehistoria, pero no recuerda la fecha exacta, refiriéndose así a una "fecha remota".

4.3. Escribe el inicio de dos relatos (10 líneas) con estructuras diferentes

El cielo estaba nublado, muy nublado. Las ganas de salir eran escasas, pero sabía que tenía que hacerlo. Sus amigos de siempre le habían visitado a su nueva ciudad y no podía decir que no. Mirando a la ventana, se percató de una cafetería bastante modernista, cosa que le recordó a su tierra natal. Para él no le suponía ninguna importancia estar fuera de su país, pero la añora.
Era una tierra fértil, donde los niños reían y los padres te saludaban, un pequeño mundo donde la soledad no tenía espacio. No tenía tiempo de aburrimiento y los valles verdes siempre estaban preparados para ser visitados y donde cada metro por donde recorrías era nuevo para ti. Eso antes de lo que pasó...Ah! Y el cielo era soleado, muy soleado.

José Luis Magdaleno