dijous, 24 març de 2011

Ejercicios sobre textos narrativos (1)

4. Lee el siguiente fragmento:

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.
                                                            
Cien años de soledad de Gabriel García Márquez

4.1. Indica la estructura narrativa
Primero hace mención de un coronel llamado Aureliano, que tiene que recordar una tarde de mucho tiempo atrás donde su padre le llevó a la nieve a esquiar. Después, empieza a describir a una pequeña aldea llamada Macondo, donde se e describe como una aldea casi prehistórica.

4.2. ¿Cómo marca el autor el tiempo transcurrido para el personaje?
Como un tiempo muy remoto, de muchos años atrás donde el protagonista recuerda todo lo que le rodeaba, una aldea con las casas hechas de barro que recordaba a la prehistoria, pero no recuerda la fecha exacta, refiriéndose así a una "fecha remota".

4.3. Escribe el inicio de dos relatos (10 líneas) con estructuras diferentes

El cielo estaba nublado, muy nublado. Las ganas de salir eran escasas, pero sabía que tenía que hacerlo. Sus amigos de siempre le habían visitado a su nueva ciudad y no podía decir que no. Mirando a la ventana, se percató de una cafetería bastante modernista, cosa que le recordó a su tierra natal. Para él no le suponía ninguna importancia estar fuera de su país, pero la añora.
Era una tierra fértil, donde los niños reían y los padres te saludaban, un pequeño mundo donde la soledad no tenía espacio. No tenía tiempo de aburrimiento y los valles verdes siempre estaban preparados para ser visitados y donde cada metro por donde recorrías era nuevo para ti. Eso antes de lo que pasó...Ah! Y el cielo era soleado, muy soleado.

José Luis Magdaleno

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada